Novena al
Santo Ángel Custodio del Reino de España
 
Con la alegría que supone que esta novena pueda estar al alcance de cualquiera, para poder dedicar nuestras plegarias a tan augusto arcángel, defensor de la Patria y del Reino de España, no queda más que agradecer a Dios todos los favores y todas las gracias que recibimos de Él.
 
Recemos y oremos, pidamos a nuestro ángel patrio lo que más necesitemos, y demos gloria a Dios con el rezo de esta gran novena. Pidámosle al santo arcángel que guarde a España, la proteja, y ponga al frente de esta gran Nación gobernantes según el corazón de nuestra amadísima Madre, la Inmaculada Concepción, Reina de los Cielos, Reina de los Ángeles.
 
Nos acogemos a Ella, para que nos ayude a sacar provecho de esta oración, y nos conceda lo que más necesitemos, pues es la Virgen María la Medianera de todas las Gracias, y el estandarte de la Victoria segura, contra cualquier clase de enemigos.
 
Un humilde siervo de Dios.